Fisioterapia

Pilates clínico en embarazadas

Es una técnica de entrenamiento físico que permite corregir la postura corporal, tonificar la musculatura y flexibilizar las distintas estructuras corporales. En el momento del embarazo, se recomienda realizar Pilates a partir del segundo trimestre. Siempre se podrá realizar al no ser que exista contraindicación ginecológica.

Beneficios

  1. Promover una buena postura durante y después del embarazo, con un correcto alineamiento corporal
  2. Mejora la estabilidad lumbopélvica, lo que reduce la aparición de patologías secundarias al embarazo (lumbalgias, ciatalgias, sacroileitis…)
  3. Mejora la circulación sanguínea
  4. Tonificar musculatura del suelo pélvico, que favorece una mejor preparación a la hora de enfrentarse al parto
  5. Ayuda a mejorar la fuerza expulsiva para el momento del parto
  6. Ayuda a mejorar la tonificación de las extremidades superiores ante la demanda de cuidados del bebe una vez pasado el parto (lactancia, transporte del bebe…)
  7. Previene disfunciones uroginecológicas (incontinencia urinaria, prolapsos)
  8. Prevenir diastasis (separación de los rectos del abdomen)
  9. Estimula el trabajo cardiovascular
  10. Mejora el descanso, teniendo un sueño más reparador
  11. Trabaja la capacidad respiratoria, reducida por el volumen fetal.

Recuperación postparto y GAH (gimnasia abdominal hipopresiva)

Recuperación encaminada a una ejercitación global que integra el entrenamiento abdominal, postural y del suelo pélvico. Es un método que integra la postura y la respiración. Su objetivo es prevenir y/o tratar futuros problemas postparto como son: incontinencia urinaria, prolapsos, dolores en las relaciones sexuales.

Se puede realizar a partir de la 10ª semana postparto y podrás venir a las clases con tu bebe

Beneficios:

  1. Recuperación postural
  2. Reeducación del dolor de espalda
  3. Mejorar la diastasis de los rectos
  4. Tonificar y reforzar la musculatura abdominal
  5. Recuperar el tono de la musculatura del suelo pélvico y la función sexual
  6. Ayuda a la recolocación visceral y mejora el tránsito intestinal
  7. Disminuye la aparición de incontinencia urinaria en el postparto
  8. Mejora la vascularización y el retorno venoso
  9. Ayuda a prevenir depresión postparto
  10. Disminuye el efecto de las intervenciones quirúrgicas del parto

Recuperación de lesiones postparto

  • Cicatrices de cesárea o episiotomía
  • Algias vertebrales (dolores de espalda)
  • Incontinencia urinaria
  • Lesiones de suelo pélvico

Fisioterapia en embarazadas

  • Dolores de espalda: sacroileitis, ciatalgias, lumbalgias, cervicalgias

Preparación física al parto

El objetivo de esta preparación es adaptar a la mama a los cambios posturales provocados por el embarazo.

Así como, aprender a controlar el dolor en la fase de dilatación: posturas y respiración, y control y aprendizaje del pujo en la fase de expulsivo.

La preparación se realiza a partir de la 32ª semana de gestación. Un total de 7 sesiones

Beneficios:

  1. Mejora la fuerza, resistencia y la coordinación del suelo pélvico
  2. Saber controlar y concentrarse ante el dolor en el parto
  3. Flexibilizar las articulaciones de la pelvis, consiguiendo una pelvis más libre necesaria para el momento del nacimiento
  4. Soportar las contracciones de la fase de dilatación
  5. Aprender distintas posturas para la fase de dilatación y el pujo para la fase de expulsivo
  6. Flexibilizar tejidos blandos para aumentar elasticidad.
  7. Mejora la circulación sanguínea
  8. Prevenir lesiones postparto

Conseguir un correcto cierre vaginal postparto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies