Cosas que no te dicen antes de quedarte embarazada

Tenemos la gran suerte de poder acompañaros tanto a lo largo de vuestro embarazo como de vuestra recuperación posparto y eso a parte de un maravilloso trabajo, nos brinda grandes momentos de risas e intimidades.

Hoy os hemos recopilado varios de esos momentos que aunque inesperados para vosotras, son muy comunes en casi todas las mamás y demuestran que lo que hace bonita la maternidad, son los momentos imperfectos como estos.

La memoria: Estar cada vez más despistada durante el embarazo es normal. Si estás trabajando, te anexarás una libreta o agenda donde puede que apuntes también tu nombre y apellidos por si acaso. El combinado hormonal que se genera en el cuerpo de la mujer embarazada provoca que la memoria a corto plazo funcione de aquella manera, pero no hay nada como un poco de despiste para aprovecharse del embarazo y delegar tareas a otros.

  • mi marido me dijo ayer que me parezco mucho a mi abuela Rosario, no por el físico sino por el Alzheimer.

 Andrea R.

 El conocimiento del cuerpo: Durante el embarazo estarás mucho más pendiente de tu cuerpo de lo que has estado en toda tu vida. No es una obligación, es que empezarás a tener sensaciones en zonas de tu cuerpo donde antes no las tenías y deberás ponerle solución en forma de actividad física. Por supuesto, hagas lo que hagas, que sea específico para embarazo y con profesionales especialistas.

  • …con esto del Pilates he descubierto partes de mi cuerpo que ni sabía que existían.

 Belén G.

 Nuevas superficies de apoyo: Es inevitable. Tu barriga crecerá y crecerá y las miguitas o manchas de dentrífico a ella se pegarán! Especialmente durante el tercer trimestre que es cuando se llega a niveles máximos de volumen. No te preocupes, todo lo que sube vuelve a bajar.

  • ...pues yo estoy muy contenta con mi barriga, desde que no me llego a los cordones, parezco Cenicienta. Mi chico me pone los zapatos todos los días y oye, siempre entran bien; me dice que soy la elegida.

 Beatriz H.

La piel: Otra de las consecuencias de ese cóctel hormonal son los cambios en la piel incluído su vello corporal. Zonas como aureolas y axilas se vuelven más oscuras y la línea alba suele ponerse de un tono marrón oscuro. El vello corporal se puede volver irsuto es decir, más fuerte y más negro en zonas como la barbilla, el pecho, el ombligo… pero es cierto que no os pasa a todas y que tras el embarazo vuelve a la normalidad.

  • …el domingo por la mañana estaba jugando con mi hija de 4 años en la cama y después de darle un beso me contesta muy seria.. – mamá, si vas picar como papá deberíamos dejar de besarnos-

 Natalia M.

El Pelo: El tema cabellera os trae de cabeza (nunca mejor dicho). Vosotras tan divinas con vuestras largas melenas relucientes os dais cuenta de que lavar, secar, peinar y en definitiva mantener ese pelazo, os consume una cantidad de tiempo que con un recién nacido es como poco incompatible. Muchas sois las que sucumbís a los encantos de la tijera durante el último trimestre de embarazo o las primeras semanas de posparto eso sí con mucho estilo, porque luego estáis mucho más guapas.

  • Con lo que yo he sido para el pelo!!! Menos mal que ahora están de moda esos moños donde te arremolinas todo el pelo encima de la cabeza con una goma. Y aunque no estuvieran, los hubiese puesto de moda yo!

 Ana F.

 La Vejiga: es un órgano maravilloso que aguanta debajo del bebé todo el embarazo. Puede que tengas pérdidas durante la gestación (no deberías) y puede que las tengas unas semanas después del parto, pero debes estar preparada para el “momento pérdida”  justo después de dar a luz, sobretodo si es parto fisiológico.

  • …cuando me incorporé en la cama del hospital de repente noté como se mojaban las sábanas y pensé – Ay dios! Yo no contaba con los pañales para adulto! ¿por qué nadie me avisó?-

Lidia E.

La Puntualidad: Cita con el pediatra o con el ginecólogo, clase de hipopresivos… sea cual sea la cita que tengas o a la hora que la tengas, hay un aumento proporcional en las posibilidades de que tu hijo/a vomite (o se desprenda de otro contenido corporal) conforme se vaya acercando la hora de salir de casa. Es así, hay quien lo llama Ley de Murphy pero la experiencia confirma que es ley de vida al parecer. Tranquila, sólo dura las primeras semanas de vida del bebé.

  • Mi hijo tiene el don de la oportunidad. Cada vez que tenemos que salir es su oportunidad para llenarse toda la ropa con cualquier líquido que tenga dentro.

 Verónica V.

 Coincidencias: Hay algo en lo que todas sin excepción estáis de acuerdo. Vale la pena. Esos pequeños inconvenientes de los que hemos hablado se quedan en nada cuando miráis a vuestros bebés. De hecho los primeros meses no podéis hacer otra cosa que no sea mirarlos embelesadas! Y es que nadie dijo que la maternidad fuese fácil pero desde luego nadie os dijo que fuera tan gratificante.

 

Gracias a todas las mamás de Emoovo por hacernos partícipes de vuestras vivencias y sentimientos, es un placer trabajar con mujeres que se superan cada día. Esperamos poder seguir escuchando vuestras anécdotas muchos años más.

 

Maco Martínez Terol

Fisioterapeuta de Emoovo colegiada: 47- 2971 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies